biography

 deutsch
 english
 español
 srpski

 << alternative economics, alternative societies
Alain Dalotel 2004
La Comuna de Paris 1871
 

Transcripción de un vídeo de O. Ressler con la colaboración de
Rebond pour la commune, grabado en Paris, Francia, 25 min., 2004


Mi nombre es Alain Dalotel. Como historiador, trabajo en el campo de la historia social con un interés especial en todas las preguntas relacionadas a las rupturas: guerras, revoluciones, huelgas, feminismo, que implica también rupturas, y en particular La Comuna. A propósito, este es el libro más reciente que he escrito en este tema, acerca de André Léo, un manuscrito que fue utilizado para la realización de la película de Peter Watkins, "La Comuna de París".

Estamos ahora frente al muro Federado, donde un número de Comuneros están enterrados.

La pregunta sobre los orígenes de la Comuna es siempre un tema de debate. Algunos piensan que nació a partir de una serie de circunstancias: la guerra de 1870 oponiéndose al 2do Imperio y Prusia, otros encuentran respuestas en el movimiento revolucionario que fue muy importante desde que la 1ra Internacional había sido fundada en 1864 en Londres, por Karl Marx y otros. Asimismo, un movimiento revolucionario muy fuerte se forma en París durante los últimos años del Imperio, puesto que este Imperio liberal había autorizado reuniones públicas. Varios grupos revolucionarios trataron entonces de tomar control de este discurso libre y público mucho antes de la Comuna, puesto que estas miles de reuniones públicas tomaron lugar de 1868 a 1870. Luego la guerra estalló, y este movimiento de discurso democrático y libre continuó a través de la toma de París con el nacimiento de los "Clubes Rojos" que eran los descendientes directos de las reuniones públicas que habían sido finalmente prohibidas. Había un arrebato democrático extraordinario durante la toma de Paris que afectó las libertades individuales. Pero lo que hizo especial este asedio fue que la población estaba armada en la Guardia Nacional junto a las tropas regulares. Aproximadamente 300, 000 hombres fueron alistados y armados con rifles Chassepot, armas y cañones. Esto condujo rápidamente a las sublevaciones populares desde que el llamado Gobierno de Defensa Nacional fue acusado de traición y capitulación. Entonces aquí hay algunas otras causas. Algunas causas son militares, otras son sociales... o revolucionarias. La situación rápidamente se deterioró bajo un asedio muy duro que condujo a una privación amplia y extensa… y especialmente a la humillación de esta capitulación que tuvo lugar a fines de Enero de 1871. Es ahí cuando se creó una nueva organización: la Federación de la Guardia Nacional que conducirá a una nueva sublevación, el 18 de Marzo de 1871.

La Comuna se inicia el 18 de Marzo de 1871, día en que el poder es tomado por los Federados (la Guardia Nacional) y los grupos Blanquist, y termina el 28 de Mayo de 1871: 72 días para una revolución es de hecho un tiempo muy corto. La Comuna pasó un cierto número de medidas sociales que fueron todas dirigidas por el mismo generoso propósito. Medidas a favor de los niños, a favor de incrementos de salarios, etc. Todas estaban en la misma línea. La medida social más interesante y la que más asustó a la burguesía, fue el decreto tomado el 16 de Abril concerniente a los talleres abandonados por los patrones. Estos talleres debían ser supuestamente entregados a los comités de sindicato de los trabajadores. Esto realmente aterró a la gente, era una medida realmente socialista adoptada por la Comuna. Esto explica la fuerza de la represión que seguiría, hablaremos de la enorme escala de esta represión más adelante. Por otro lado, uno debe recordar que este es tiempo de guerra civil. Algunos sindicalistas que están peleando en las filas de los Federados están en contra el establecimiento del socialismo porque creían que el momento no era adecuado. Lo que importaba para ellos era la lucha contra Versalles. No olviden que la lucha está tomando lugar al oeste de París, justo en las afueras de los resguardos. Contra una armada de Versalles que está rápidamente construyendo su poderío, poco después, con la ayuda de Prusia.

La Comuna está asociada con la idea de democracia directa.
¿Y qué significa eso?
En el momento, habían numerosas elecciones, en todos lados y todo el tiempo, casi demasiadas. Por toda clase de razones; dentro de la Guardia Nacional por ejemplo, para deponer a los líderes que habían sido juzgados impopulares, etc. La democracia directa está ligada al mandato instantáneamente revocable. Esta es la idea central: un mandato imperativo. Se define el programa y luego alguien es enviado a defenderlo. Si no lo hace así, es obligado a ser destituido. Las elecciones ocurrieron el 26 de Marzo. Lo que trajo al poder en el municipio a cierto número de revolucionarios. Luego el debate empezaba. Hablamos de debates pero con mucha frecuencia era sólo abuso, a gritos. Se gritaban unos a otros por semanas y semanas. Además, parece que estos miembros electos tenían una relación difícil con la gente del vecindario, quienes muy a menudo cuestionaban su debilidad. Muy rápidamente la gente se puso furiosa, ellos invadían iglesias y organizaron los "Clubes Rojos" donde venían a presentar sus propios programas y expresar sus críticas. Estos tipos de relaciones hicieron las cosas más y más difíciles. Hacia el final de la Comuna, parecía que se había desarrollado un divorcio completo entre los representantes y los representados. Esta situación llegó tan lejos que llevo a algunos Comuneros al suicidio. Entonces esta democracia directa condujo a una situación bastante dramática hacia el fin. En cualquier caso, durante la Comuna nadie obedece a nadie.

Uno tiene que ser muy cuidadoso. Aunque cierta gente junto a Karl Marx había afirmado que la Comuna había abolido el Estado, yo creo que ese no es realmente el caso. La Comuna tenía un gobierno débil, que funcionaba a través de algunas comisiones y que era llamado la Comisión Ejecutiva. Más adelante, luego de los reveses militares, se buscaron modelos antiguos como el Comité de Seguridad Pública, dos de los cuales fueron creados pero nunca funcionaron. Entonces uno tiene que ser muy cuidadoso, la Comuna no era una carencia de gobierno, era un gobierno débil. Débil debido a discusiones, conflictos, debates. Nadie sabe exactamente en qué dirección la Comuna está yendo. Especialmente, la gente de abajo que sólo quería no ser gobernada. La palabra anarquista no existe o tiene un significado distinto en este tiempo. Aún así, la Comuna tiene un aspecto libertario muy fuerte. De hecho, Marx en su panfleto "Guerra Civil en Francia", presentó una imagen casi anarquista
que fue una breve distorsión de la verdad. Dentro del municipio, había más tradición de la que mucha gente creía. Y había también un elemento jacobino significativo que siempre abogaba la necesidad de un gobierno e incluso de una dictadura. Y el debate entre la mayoría y la minoría mostró que alguna gente deseaba decidir en lugar de otros. La única diferencia es que durante la Comuna, esto ya no funcionaba. Esto es lo que muy nuevo a nivel político.

La mayoría de los funcionarios había huido a Versalles. Para los servicios postales por ejemplo,esto era un gran problema porque todo tenía que comenzar de nuevo, ellos tenían que encontrar gente calificada. La Comuna podía hacer todo eso y reemplazar a la gente que quedaba. La fuerza policial también se fue. Hacia el final del Imperio y durante la toma, la policía era muy impopular. Entonces era totalmente impensable que pudiera quedar en Paris un solo policía. Para seguir con el ejemplo, los Comuneros abolieron la policía. De hecho, ellos renombraron los cuarteles de la administración policial y les llamaron los cuarteles de la ex-policia. Guardias y policías fueron reemplazados por la Guardia Nacional. Ellos lograron encontrar a la gente necesaria para hacer funcionar los servicios públicos: sistema de aguas residuales, etc. Sin embargo, esta no es una característica específicamente revolucionaria. Uno puede decir solamente que la clase obrera de París probó que tenía las habilidades para hacer funcionar los asuntos públicos. Pero el aspecto más revolucionario de la Comuna no puede ser encontrado de nuevo en esta capacidad para la administración. Eran capaces de manejarlo, es verdad. Pero las cosas tenían que ir mucho más lejos que eso. Aún así, la Comuna hizo lo mejor de sí para asociar a la clase obrera con la administración de la ciudad.

Ha sido dicho, por Marx por ejemplo, que la Comuna era el gobierno de la clase obrera. Engels habló de la dictadura del proletariado. Indudablemente, los trabajadores desempeñaron un papel central en este episodio revolucionario. Sin embargo, pensar que la Comuna dio lugar a una auto-administración económica generalizada es poco creíble. Las tentativas que tuvieron lugar durante el Imperio y la toma para establecer y desarrollar cooperativas fueron seguidas en mayor escala y en un ambiente más optimista durante la Comuna. Pero el problema seguía siendo el mismo, es decir el financiamiento, lo que significó lidiar con los bancos. Además, no toda la economía funcionaba sobre una base socialista durante la Comuna, lejos de eso. Cierto número de empleadores o contratistas permanecieron en París. Los grandes jefes huyeron a Versalles así como los actores financieros principales. Aún así, mucha gente del Banco de Francia permaneció y siguió adelante algo bien con varios miembros electos de la Comuna como Charles Beslay, por ejemplo. El Banco de Francia fue de hecho amenazado por algunos grupos revolucionarios, pero los Comuneros nunca asumieron el control del banco. Si eso hubiera ocurrido, probablemente la Comuna hubiera durado un poco más. En cualquier caso, el banco estaba seguramente protegido. En términos de economía, lo que era necesario era una economía de guerra puesto que estábamos en el centro de una guerra civil. Por lo tanto cierto número de contratos fueron renovados con los empleadores y contratistas existentes. Cierto número de ejemplos importantes de la autoadministración ocurrieron en ciertos talleres como en el Louvre o en ciertos vecindarios en donde los talleres abandonados habían sido tomados. Los sindicalistas y los internacionalistas trabajaron duro para hacer funcionar estos casos de auto-administración en un ambiente radicalmente democrático que no era siempre muy productivo. Sabemos por Avrial, que era un miembro electo para el 11avo distrito, que Rossel, un militar que había reunido la Comuna, era muy difícil hacer funcionar esta nueva economía socialista. Una razón por la cual no funcionó bien era que había un debate muy grande alrededor de este tema. Escribí un artículo en una revista popular y le di el título de "la trampa cooperativa". Este tema era de hecho el corazón de una discusión muy áspera entre los revolucionarios que deseaban comenzar tomando el poder político, agarrar la arena política y luego provocar una revolución socialista y aquellos que pensaron que era posible ganar terreno gradualmente con la arena de la revolución económica desarrollando estas cooperativas. Pero el problema financiero permanece y también la cuestión de la organización. Además, estas cooperativas fueron denunciadas por algunos revolucionarios por recrear asociaciones desiguales entre la cooperativa real de trabajadores y los auxiliares que eran generalmente más jóvenes y no recibían los mismos salarios. Esta era una discusión muy real que de hecho duró todo el siglo XX y continúa hoy. Uno podía organizar un seminario llamado "las dificultades de la auto-administración".

Una de las características más interesantes de la Comuna es el desarrollo de un movimiento vasto de mujeres. Por alguna u otra razón, las mujeres estaban involucradas. Una derrota histórica que fue la más olvidada era la de la Revolución Francesa donde el movimiento de mujeres había sido eliminado por los Jacobinos. Una vez más, vemos que las mujeres se levantan durante la Comuna, en medio de un mundo relativamente macho revolucionario. Hablamos de los soldados, bueno, a ellos no les gustó la idea de que las mujeres pidieran participar en la lucha armada contra Versalles. Finalmente, no recibieron armas, por lo menos algunas de ellas, hasta los días de la semana sangrienta para defender Montmartre. Lo que era absolutamente algo increíble, puesto que ellos pidieron a un grupo de solamente 50 mujeres mantener a salvo la Comuna defendiendo Montmartre que era el símbolo y el lugar de nacimiento de la Comuna. Entonces, levantaron barricadas y junto a los hombres dispararon contra el enemigo, algunas murieron y otras fueron masacradas. Algunas lograron sobrevivir y dar testimonio.

Después de la caída de la Comuna o de su "fracaso", el movimiento revolucionario siguió un camino diferente y lógico: establecer un partido organizado de la clase obrera. Esto conduce hacia el partido Bolchevique... y otros. La Comuna, que no había sido olvidada, se convierte en una referencia negativa: no haga lo que ellos hicieron. Y sepa que todos estos partidos y países han fracasado en establecer el socialismo, y que el muro de Berlín cayó. Una vez más gente de todo el mundo miraba hacia la Comuna de París para probar y encontrar sus secretos.
¿Qué hizo su fuerza, cuáles eran sus debilidades?
Bueno, su fuerza es parte de sus debilidades y sus debilidades son parte de su fuerza: democracia directa, esta forma de discurso, y de tomar el tiempo para el debate. En la luz de los sucesos actuales - estaban en el centro de una guerra civil - el tiempo no era necesariamente el mejor para organizar discusiones y peleas. Pero esto significa también que soñamos con una Comuna que nunca existió. En un nivel militar, las cosas eran por supuesto muy complicadas puesto que ni los miembros electos de la Comuna ni los oficiales de la Guardia Nacional obedecieron. Los "Ministros" o los delegados de la Guerra fueron completamente ignorados. De hecho, una serie entera de esos funcionarios cayó uno después del otro. Así pues, debe ser dicho que los Comuneros estaban totalmente opuestos a todas las formas de jerarquía. Incluso cuando nominaron a los líderes, era solo para poder desobedecerlos. Así encontramos nuevamente el elemento libertario - incluso si la palabra no existía en ese entonces - que caracteriza a la Comuna y la hace muy específica. Sigue siendo una referencia hoy en día. De un lado, el socialismo se está desintegrando o se ha desintegrado en el Este, y en el otro lado, el neo-liberalismo no funciona.
Entonces ¿qué debe hacerse?
Bueno, estudiemos la Comuna, que es la mejor manera de identificar el valor de esas ideas y la manera de ponerlas en práctica.

La Comuna ha sido simultáneamente una referencia negativa y positiva. Como el movimiento revolucionario tomó otro camino, la única herencia fue la real toma armada del poder político por la Comuna. Eso era verdad para los bolcheviques, así como para los Espartaquistas, y el resto de los movimientos revolucionarios, incluso si no hay muchos restantes hoy en día. La Comuna ha sido siempre recordada de una manera conmemorativa. Tenía también otros aspectos, uno puramente patriótico. La Comuna no fue usada como un modelo y muy pronto incluso el movimiento francés de trabajadores y los grupos anarquistas se distanciaron de este modelo. No habrían más insurrecciones en Francia. Tuvimos acción directa por grupos anarquistas que hicieron cosas como poner bombas en diversos lugares. Pero en un nivel más general la estrategia adoptada por el movimiento de trabajadores será el arma de la huelga general incluso entre los libertarios, desde que eran ellos los que establecían el sindicato principal como el CGT. Entonces, la Comuna seguía siendo algo bastante comprensivo pero globalmente negativo. Hoy en día, las cosas han cambiado, pues hay más y más gente que está realmente interesada en la Comuna. Una cosa cierta es que este muro de Federados ha visto toda clase de cosas. Los movimientos revolucionarios de todo el mundo han venido a este lugar de peregrinaje. Una vez conocí a un chino de Shangai que me habló sobre la Revolución Cultural proletaria. Él sabía sobre la Comuna y él decía que en escuelas la Comuna era enseñada aunque fuera totalmente desconocida aquí en Francia porque era ilegal introducir este tema en las escuelas.

De cualquier ángulo, que se le prefiera ver, la Comuna es primero que todo una revolución armada. Así pues, en términos de los medios, es ya muy específica. Un periódico Comunero afirmó una vez: "cada ciudadano es un soldado". Ésa es la idea básica de la Federación, usted no puede gozar de ciudadanía completa si no está armado. Y esa es una gran diferencia, comparada a la situación actual en nuestras sociedades donde la gente está indefensa contra el Estado. Algo que realmente se debe enfatizar es que la Comuna de Paris de 1871 es una democracia directa. Y esta democracia directa pareticular no tiene nada que ver con la democracia participativa. La Comuna no quiere reformar los servicios públicos; se trata de cambiar la sociedad, no adaptarla. En 1871, la gente quiere revolución y cree que tiene la capacidad de llevarla a cabo con pistolas y cañones.

André Léo, Leonine Champsey, que era una de las mujeres más importantes de la Comuna, probablemente más importante que su amiga Louise Michel, escribió un artículo muy bueno en su revista "La Social" llamado "los Soldados de las Ideas". Primer y principalmente, la Comuna se trata de gente expresandose, discutiendo temas y debatiendo sobre la utopía revolucionaria. Porque la resistencia no puede existir sin utopía, a menos que caiga en la trampa del nacionalismo miope. El socialismo y el comunismo revolucionarios en su totalidad, incluso en sus tendencias libertarias, se construye en una recopilación de ideas y especialmente en el debate. Y si la Comuna puede enseñarnos algo, es que debemos reunirnos, discutir, debatir y cuando sea posible, unirnos.

Traducción: International Festival of Video/Arte/Electrónica, Lima

top

 
All Contents with indicated Authors © by the Authors,
all other Contents © 2002-2004 by www.republicart.net
contact @eipcp.net
EIPCP multilingual webjournal ISSN 1811 - 1696